Tag Archives: Oviedo

Presenciar un atisbo del futuro

6 Oct

Invitado por el departamento de I+D+I de HC Energía, estoy en Oviedo para asistir al encuentro Con ciencia en la energía. Desafíos de I+D en el sector eléctrico. Una muestra de generosidad porque, a pesar de haberme sumido en la figura y la historia de Tesla, lo que necesariamente me obligó a documentarme sobre los conceptos y la evolución de la electricidad, evidentemente poco o nada puedo aportar en un terreno, el del futuro del consumo, generación y distribución de la energía, que es campo donde ingenieros, tecnólogos y científicos tienen, desde luego, la voz cantante.

Sin embargo, sí que supongo por qué estoy en mi ciudad natal, y es porque esta tarde he tenido la ocasión de escuchar la presentación de Eric Giler, director ejecutivo de WiTricity, la compañía que, nacida en el MIT, ha retomado, cien años después, el sueño tesliano de la transmisión inalámbrica de la electricidad. Bien es verdad que en un campo más humilde que el soñado por nuestro inventor favorito, pues se “limita” a recargar y mantener en funcionamiento los mil y un aparatos eléctricos que tenemos en casa, mantener las luces encendidas o resolver las necesidades eléctricas de un hogar sin necesidad de enchufar nada, captando la energía a través de la inducción electromagnética.

A diferencia del resto de los intervinientes, Giler no es propiamente un científico, sino un empresario, y se nota. Su exposición es amena, clara y bien argumentada, quizá demasiado didáctica para el nivel de los presentes (excepto yo, claro), quizá porque es consciente de que entre el público puede encontrarse alguien que quiera invertir en el sistema (numerosas empresas del campo del automóvil, la electrónica, la medicina o incluso la defensa ya están trabajando con ellos). Y por eso, al final hace una demostración de un móvil o una pequeña lámpara encendiéndose a distancia de la placa resonante que envía la energía. Como colofón, el sistema que servirá para cargar un coche sin necesidad de cables. Un gran logro tecnológico, que es saludado con entusiasmo por los expertos presentes (que no son pocos).

Pero, ¿qué queréis? Uno, que es así como es, no puede evitar pensar que la demostración sabe a poco comparado con las maravillas con las que Tesla dejaba boquiabiertos a sus contemporáneos. Claro que la diferencia es que el bueno de Niko no logró sacar adelante su sistema, mientras que estos chicos de WiTricity no parecen ir mal encaminados. Sí, lo sé, pero si Giler hubiese terminado haciéndose atravesar por unos cuantos miles de voltios (ni siquiera pido 250.000, como públicamente hacía Tesla), pues quizá me habría sentido un poco más realizado. Pero en fin, seguramente el futuro, para ser real, tenga que sacrificar algo de espectacularidad para ganar en realismo.

Se publica “Yo y la energía”, de Nikola Tesla

27 Jun

Nikola Tesla ha pasado a la historia como el inventor de la corriente alterna, el perdedor de la “guerra de las corrientes” contra Edison, el paradigma del genio incomprendido al que la historia hace justicia siglos después. Hoy disfruta de una segunda juventud, con el interés de las generaciones más jóvenes y con la actualidad de muchas de sus teorías visionarias sobre la comunicación inalámbrica y el uso responsable de la energía.

Yo y la energía recoge dos de sus textos más importantes, los primeros traducidos al español: su autobiografía “Mis inventos” (1919) y un largo artículo sobre la energía, el futuro y la civilización, “El problema de aumentar la energía humana” (1900). Los dos textos se complementan con las ilustraciones y gráficos originales, y van precedidos por un extenso ensayo de Miguel A. Delgado que sitúa la influencia de Tesla como icono científico, social y cultural, desde la perspectiva de nuestros días. Gracias a todo ello, “oímos” la voz en primera persona de un genio, un hombre que se sobrepuso siempre a una vida de incomprensiones y fracasos, con el convencimiento de que el futuro era suyo. La traducción corre a cargo de Cristina Núñez Pereira.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: