“Magnolia”: Sólo nos une la búsqueda

5 Ago

Volver a ver Magnolia es toda una experiencia. Porque si alguna vez te has visto al borde del desastre, de la derrota personal, sólo puedes sentirte identificado ante este puñado de personajes al límite. Unos son aparentes triunfadores, otros rozaron apenas la gloria para perderla casi instantáneamente; la mayoría, por su parte, apenas hacen otra cosa que intentar mantenerse en pie en medio de una descarga continua de rayos y centellas que pretende destruirles.

Todos están a punto de derrumbarse. Porque, cuando crees que nada más puede suceder, aún puede desplomarse el cielo sobre ti. Al final, sólo los que consiguen dejar abierta una rendija a través de la que el otro pueda llegar hasta ellos, sobreviven, y hasta esbozan una sonrisa. Los demás, los que permanecen aislados en sus mentiras, en sus pecados conscientes o inconscientes, por más que se suman en el remordimiento o busquen efímeros consuelos en el sexo, el alcohol o las drogas, perecen o languidecen en soledad.

Y así, quizá sin pretenderlo, Paul Thomas Anderson creó la gran película religiosa de nuestro tiempo. Un tiempo en el que ya no hay sitio para un dios ni para un código de valores rígido que nos garantice la inmortalidad. El único objetivo plausible pasa a ser, así, la simple permanencia, la convivencia con nuestro yo oculto, destructivo. Y en ese nuevo escenario, la medida de todas las cosas pasa a ser el hombre, el enorme deseo de ser queridos, respetados, de sentir que no es lo mismo que estemos o no sobre la Tierra. Y en ese dolor íntimo del prodigioso reparto de actores todos nos podemos sentir identificados: como ellos lamentamos cosas, purgamos fallos y, sobre todo, buscamos. Ni siquiera sabemos qué, porque no lo reconocemos ni cuando lo encontramos. Pero buscamos. Y lo que sea, está siempre en el rostro, la caricia, el torpe cariño que podamos recibir de alguien que, lo más seguro, ni siquiera acierte a entendernos, porque sólo nos une la búsqueda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: