Volver a la épica, volver al espacio

28 Jun

La semana pasada se celebró el Festival Starmus en Tenerife, una iniciativa que reunió en la isla a muchos de los nombres que escribieron la leyenda espacial, de Neil Armstrong a Buzz Aldrin o Jim Lovell, el comandante del Apolo 13 y que pronunciara la mítica frase “Houston, tenemos un problema”. Los auténticos pioneros, aquellos que tenían “lo que hay que tener”, en palabras de Tom Wolfe. Con hombres así (y una mujer, la Tereshkova, más el fallecido Yuri Gagarin), y una tecnología que hoy parece más cercana a la de una calculadora científica (ni siquiera especialmente buena) que a los potentes ordenadores de nuestros días, en un tiempo récord se llegó a la Luna.Yes más: ni siquiera era arriesgado suponer que, a ese ritmo y en no demasiado tiempo, habría huellas humanas sobre Marte. Pero eso fue hace mucho mucho tiempo, y cualquier épica ha desaparecido.

Hoy, lo que sabemos de la carrera espacial es básicamente dos cosas: que lo único que se hacen son experimentos cuya utilidad resulta poco menos que inextricable para el común de los mortales, y que cuesta muchísimo. Con esos dos argumentos, no es extraño que el entusiasmo de la gente por proseguir por la senda abierta por estos pioneros sea demasiado descriptible. Y sin embargo, como decía Lovell en una entrevista al diario Público, es necesario recuperar el aliciente de la épica, plantearse retos, ir más allá. Cierto es que, tras los exploradores, vienen otras personas con tareas menos ilusionantes, pero uno tiene la sensación de que esto terminó antes siquiera de empezar. Y lo peor es que ni siquiera es una opción: como demuestra la historia humana, nuestra única vía lógica de expansión pasa, necesariamente, por salir fuera de nuestro planeta. Porque dejémonos de demagogias baratas: no es la carrera espacial (si es que aún puede decirse que existe tal cosa) la que trae el hambre o las guerras a la Tierra. Y sigue siendo, con diferencia, uno de los retos más hermosos que, además, sólo podrá ser abordado desde la unidad internacional. Quizá, en el fondo, sea ése el verdadero problema…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: